Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

El gran aguafiestas

Imagen
Mientras leía el libro que Paquita acababa de obsequiarme –un ejemplar de Moro, el gran aguafiestas (una biografía de Carlos Marx) – mi sobrina se acercó curiosa. Si extrañamiento me produjo que un chileno de 30 años preguntara en una de nuestras tertulias en Suecia quién era Lenin y de qué trataba el embargo cubano, atónito quedé cuando mi sobrina que pronto entrará a la universidad con altas calificaciones en Historia, Matemática, Español (y abundantes faltas de ortografía) no supiera –viviendo en un país marxista por excelencia–, quién era Carlos Marx ni Federico Engels. Dejé de leer de inmediato. Para mayor asombro, tampoco había oído hablar de William Shakespeare. Me hubiera gustado acercarme a sus amigos reguetoneros para improvisar una charla de temas culturales y sociales. Preguntarles qué conocían de la antigua Grecia (o la moderna) y quiénes fueron Carlomagno y Napoleón Bonaparte (porque no se me hubiera ocurrido preguntar si sabrían distinguir entre las tres madame france

Entrevista a Paquita Armas.

Imagen
Los periodistas no suelen ser entrevistados porque precisamente su labor es entrevistar y dar testimonio de lo que acontece. Pero cuando ellos publican un libro es la oportunidad para que sean atractivos a otros periodistas. Aunque no me cuento entre los periodistas me gusta jugar a serlo. Por eso animé a Paquita Armas Fonseca –a propósito de haber presentado su libro Moro, el gran aguafiestas (una biografía de Carlos Marx) [Ed. Pueblo y Educación, 2009] en la Feria del Libro de la Habana– a que respondiera a mis preguntas. Paquita es licenciada en Periodismo en la Universidad de Oriente; se ha especializado en el ámbito cultural en lo referente a cine, radio y televisión; es miembro de la UNEAC y fue Jefa de Redacción de la revistas Somos Jóvenes y Caimán Barbudo , y también la directora de esta última publicación. Es coautora del libro Embajada de Perú, Análisis de una campaña propagandística , y publicó además los volúmenes La vida en cuadritos , un libro de entrevistas sobre his

Clausura de la 9na Muestra de Nuevos Realizadores del ICAIC

Imagen
Sin proponérmelo –sólo porque cayó en mi mano la invitación– me encontré sentado en una de las butacas de la Cinemateca para presenciar la clausura de la Novena Muestra de los Nuevos Realizadores del ICAIC. Con sinceridad admito que no vi nada de lo que se exhibió durante el festival por lo que no tengo criterio para juzgar esto o aquello. Lo que sí, como público asistente a la entrega de los premios, tal entrega me pareció una grandísima M. El espectáculo duró menos de tres cuartos de hora. Sin presentadores ni conductores, un mago se encargó de la apertura para hacer aparecer en escena al modelo estampado en la invitación (un ninja o algo parecido) que mi ignorancia me impide aportar más datos. A continuación se exhibió un filme (sin pausa) que daba a conocer las nominaciones y a los premiados. Un personal situado en la primera fila se encargó de hacer llegar los premios y diplomas a los ganadores que apenas se levantaron de sus asientos para recibir unos cortos aplausos y siéntens

Cuba, la obsesión. (Parte 4)

Imagen
¡Ya te vas! ¿Qué me vas a dejar? El pantalón, las chancletas, el calzoncillo, cualquier cosa, dame un salve. Voy en pira, asere. Me voy, me voy. Avenida Rancho Boyeros por ahí pa’ llá. La cosa está como para no quedarse. ¿Nos vas a extrañar? Claro, Cuba es como una india despintada a la cual tengo cariño por sus mañas y pericias. Despacho sin orden los presentes que me sobran, parte de mi aseo personal y todo lo que supongo podré recuperar en Suecia. Esos son los regalos de despedida que dejo para que no me olviden tan pronto. No tienes que devolverme el pulóver, quédate con él, bueno, con los dos. No me digas que vas a guardar para cuando yo regrese la crema hidratante que se me olvidó en tu casa, quédatela. Este dinerito es para ti. Mejor cámbialo y dale la mitad a tu hermana. ¡Quédate hasta el domingo, vamos a formar tremenda fiesta! Me gustaría pero no quiero pagar a Emigración 25 CUC por continuar pisando el suelo patrio, además no sé lo que la aerolínea quiera pedir por una nu

Cuba, la obsesión. (Parte 3)

Imagen
Rara sensación. El turista es ese gallo colorido al que se pretende desplumar. Para eso ha venido a esta tierra de color, sexo e ideales. Conciencia, ¿qué es eso? Lo que importa es salvarse. Esa es la palabra: salvarse; y la frase común para pedir limosna “dame un salve”. Veo a un tipo sentado en el contén de la acera, es un tipo chévere, un bonachón que conversa con todo el que pasa por su lado mientras espera (con paciencia) a los que salen del bar con una botella de ron en la mano. “Pipo, échame un poquito aquí” –muestra sonriente el vasito plástico. ¡Cuánto puede este hombre beber gratis en una tarde! Yo no tengo esta suerte (ni la cara). Gústeme o no, yo soy el que paga porque vengo de la tierra donde los dólares, los euros y las coronas saltan como salmones. Podría negarme pero qué puedo hacer ante algo que está sólidamente establecido como el Partido Único que hay en la isla. ¿Tengo otra opción? Soy el Pagador. Para reafirmar la autoestima podría comportarme como el tipo d

Cuba, la obsesión. (Parte 2)

Imagen
Si un mes es poco tiempo para compensar ausencias, en uno o varios post –aunque sea de manera compacta– no se puede resumir el tiempo. Imposible abarcar todo, dar cuenta de cada paso, visitas a familiares, entrega de encargos, encuentros con amigos (los que quedan), compromisos, llamadas telefónicas, sueños pendientes, saludos y abrazos, en fin, es un mes que no tiene parangón con la rutina sueca. Aún así con vivo optimismo rescato al individuo que era cuando viví en la isla, me adapto aunque a veces no lo consiga del todo. La vida es pero no como la pienso. Observo cómo se han transformado los niños en adultos y mimo a mis padres ya viejos. Por todo y por ellos estoy aquí. Desando por el hogar, sus laberintos, reviso rincones y gavetas distantes a mi realidad. La casa vive fuera de mí. Me han prestado el cuarto que una vez me perteneció; no tengo donde colgar la ropa y apenas sitio para acomodar la maleta que utilizo como un escaparte portátil. Mi sobrina ha colmado el dormitorio de l

Cuba, la obsesión. (Parte 1)

Imagen
¡Ya llegaste! ¿Qué me trajiste? Dos, tres meses antes comienzan las preocupaciones, controla si tienes el pasaporte actualizado, si renovaste la prórroga que se vence cada dos años; haz un seguimiento de agencias con pasajes electrónicos y ofertas económicas. Por vía Canadá hay un vuelo baratísimo. Tres escalas y dos noches en Vancouver. (Lo que me ahorro en pasaje me lo gasto en estancia y comidas.) Iberia cobra barato pero es más o menos lo mismo con una noche en Madrid. Ya he probado en viajes anteriores, la alternativa está bien para el turista pero yo soy cubano y lo que quiero es llegar pronto. Vía Ámsterdam, París... sí, esta última me conviene. Copenhague-Paris-Habana, 12 horas de vuelo y cuatro en Paris. Por precaución compro el billete antes de que suban el precio porque la temporada es alta. ¡Joder, ayer lo compré y hoy, hoy mismito le rebajaron 100 euros! ¡Los regalos! ¿Cuántos me faltan? Déjame mirar la lista... padres, hermanas, sobrinos, maridos de mis hermanas, hijos d

Cuba exigirá Póliza de Seguro con Cobertura de Gastos Médicos

Imagen
El primero de mayo entra en vigor lo acordado por el Consejo de Ministros de Cuba el pasado 16 de febrero de exigir pólizas de seguro con cobertura de gastos médicos a todos los viajeros que ingresen en Cuba, tanto extranjeros como cubanos residentes en el exterior. La noticia fue publicada en la edición extraordinaria número 11 de la Gaceta Oficial de la República de Cuba y en la página web de la Embajada de Cuba en Suecia. Sólo serán excluidos el personal diplomático y los representantes de las organizaciones internacionales acreditadas en la isla. Según la información recibida por la Embajada de Cuba en Suecia “La póliza debe ser adquirida en el punto de origen. Aquellos viajeros que excepcionalmente no porten el seguro en el momento del arribo, podrán adquirir una póliza con cobertura de seguro y asistencia suscrita por aseguradoras cubanas, en el propio aeropuerto, puerto o marina”. La nota añade: “En el caso de los residentes en los Estados Unidos que viajen directamente a Cuba,

¿Por qué ganaron los Industriales?

Imagen
Por José Antonio Michelena Yenier Flores, el segundo bate de Villa Clara hizo swing, la bola siguió hacia la mascota de Frank Camilo y la tierra tembló en toda la Isla sobre las dos de la madrugada del jueves. Varios millones de personas saltaron de júbilo. Industriales ganó su duodécima corona en el béisbol cubano. ¿Pero, por qué tanto ruido por un juego de pelota? Algo más de medio siglo antes, cuando Almendares, Habana, Cienfuegos y Marianao se enfrentaban en la liga de béisbol profesional, también un juego de pelota, decisivo de un campeonato, paralizó la Isla. Los alacranes azules del Almendares jugaron contra los leones rojos del Habana. Alacranes y leones capitalizaban a los fanáticos de entonces. Aunque el Estadio del Cerro aún no podía albergar a 60 mil aficionados, la Isla apenas llegaba a los 7 millones de habitantes y la cifra de televisores era infinitamente menor, ya la pasión encendía rivalidades en colores: verde, del Cienfuegos; naranja, del Marianao; rojo, del Haban

Gazapo que merece historia

Imagen
El que debe vivir fue la frase de Abel Santamaría que preservó la vida de Fidel Castro durante los preparativos y asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. Las palabras fueron dichas en un contexto histórico definido. Si bien, tanto Abel como Fidel, planearon y organizaron la acción, era Fidel el líder en muchos aspectos. Los acontecimientos posteriores lo demostraron. En estos días el canal Cubavisión de la televisión cubana muestra en su espacio "Tras la Huella" la serie El que debe vivir . Los episodios narran los diferentes atentados perpetrados durante décadas al Comandante de la Revolución Cubana. En un nuevo contexto, con los tiempos que corren y para que lo juzgue la historia, les presento un concienzudo gazapo.