sábado, 25 de julio de 2009

Ofrenda de las Flores a la Virgen del Remedio

La festa més fermosa

Les fogueres de San JoanPrincipal interés de mi viaje a Alicante: no perderme Les Fogueres de Sant Joan que tiene lugar durante el solsticio de verano. Los barrios de la ciudad se han preparado durante todo el año para complacerse en un lucido espectáculo los días precedentes a la noche de San Juan Bautista.
La conmoración de esta fiesta es muy antigua, casi medieval, donde los campesinos, conmemoraban el día más largo del año para la recolección de sus cosechas y a su vez, por misticismo, aprovechaban la noche más corta para quemar hogueras y purificarse de males y brujerías. Durante los siglos XVII y XVIII estas hogueras fueron prohibidas en la ciudad a través de bandos del Ayuntamiento que amenazaban con castigar a los pirómanos. En el año 1881 las autoridades olvidaron colgar los respectivos bandos y allí aprovechó el pueblo para dar continuidad a sus tradiciones con fuegos y petardos. Los vecinos se agruparon por barrios y fue así que surgió las festes de carrer (fiestas de calle) que incluían música dulzaina, tabalet, juegos populares y los primeros ninots, figuras burlescas que hacían referencia a los individuos mal vistos por el vecindario. Estas figuras eran las que se quemaban la noche de San Juan.
En 1928 se aceptó la conmemoración de la fiesta con el objetivo de fomentar el turismo en la ciudad. Para organizar las primeras Hogueras que permitió el Ayuntamiento se creó la asociación Alicante Atracción quien supervisó y tomó la dirección de todos los espectáculos. En 1932 se instaura la máxima representación, La Bellesa del Foc o Belleza del Fuego, las hermosas mujeres que presiden y engalanan los festejos junto a sus Damas de Honor.

Hogueras Carolinas AltasLas fiestas comienzan días antes al solsticio de verano. El día 20 de junio se realiza La Plantá de monumentos y portadas de las barracas que tienen que estar listos para que al día siguiente el jurado los valore y premie a los ganadores en las diferentes categorías. Las fogueras que aspiran a los premios deben tener en contenido artístico, monumentalidad, forma, originalidad y colorido; en cuanto a contenido temático, imaginación, gracia y buen humor. Según los propios alicantinos, sin espectador detenido no hay monumento fogueril. La foguera ganadora de 2009 fue la del barrio La Florida y el segundo premio lo recibió Carolinas Altas.

Hoguera Infantil
La Despertá comienza a las 7 de la mañana para sacar de la cama a los alicantinos con música y disparos de tracas y petardos. Las pequeñas bandas musicales se pasean por las calles dando el de pie a los vecinos que recién se han acostado.

La Despertá

Portada de Barraca
Barraca
Comida en la Barraca Las Mascletáes es algo que pocos alicantinos quieren perderse. Desde el día 20 al 24 el pueblo se reúne a las 14 horas en la Plaza de Los Luceros para escuchar los estruendos de petardos, cohetes y voladores. La técnica e imaginación de los maestros pirotécnicos consiguen que los presentes alucinen y lleguen a la histeria con el estrépito de los fuegos de artificios.

Mascletá en la Plaza de los Luceros
Los Desfiles son los espectáculos más lucidos. Desde la mañana hasta la tarde te pueden sorprender los paseos de las bellezas y comisionados haciéndose acompañar de música y tracas. Un desfile importante es La Entrada de Bandas de las comisiones de los distritos y está integrada por sus respectivas bandas de música, bellezas y damas de honor que visten el traje de novia alicantina. Otros participantes lucen los trajes típicos de los labradores.

Una de las Bellezas del Fuego
Bellezas Infantiles
Ofrenda de las Flores a la Virgen del Remedio
Conjunto floral de uno de los BarriosLa Ofrenda de Flores a la Virgen del Remedio, patrona de la ciudad, es el desfile más esperado y conmovedor. Los distritos ofrecen hermosos conjuntos florales al tiempo que las bellezas y damas llevan en sus manos ramos de flores que dejarán a los pies de la imagen de la Virgen para componer un hermoso manto de cientos de miles de flores.

La Virgen del Remedio con el manto de flores aún no terminado
Otros desfiles son la Cabalgata de Ninot, el paseo de los Cabezudos y el desfile folclórico internacional. La tauromaquia también tiene sitio en esta fiesta. Cada tarde, un programa de novilladas y corridas complacen la audiencia de la Plaza de Toros.

Desfile por los barrios
Desfile de los CabezudosEl humor es una exigencia para los monumentos fogueriles.

El Rey
Obama El día más importante es el 24 de junio. A las 0:0 horas el cielo se ilumina con una enorme palma de fuegos artificiales, tracas y cohetes, que combinan azufre, salitre y carbón de pólvora para anunciar que La Cremá de les fogueres va a comenzar. Los cientos de hogueras llegan a su fin y el público se perturba y emociona ante los espectáculos de llamas y cenizas. Es el momento en que los más jóvenes aprovechan para recibir la popular Banyá retando a los bomberos que controlan el fuego con los chorros de agua. Los muchachos gritan “mójanos” pero como los bomberos no le hacen caso, comienzan a provocarlos con insultos y apelativos de dudosa moralidad. Las bandas de música, a cierta distancia para proteger sus instrumentos, con música y redobles incentivan la histeria colectiva hasta conseguir que los bomberos, molestos porque no les dejan concentrarse en su trabajo, riegan al público que a propósito, ha ido descamisado y hasta con trajes de baño.

A la llum de les fogueres, s'abaniquen les palmeres –se escucha como canción de fondo el himno fogueril. Las Hogueras de San Juan son un espectáculo único en el mundo. El pueblo es su protagonista y los monumentos la expresión artística que cada año se renueva con gracia e ingenio.

Hoguera Reportaje Fotográfico: Jorge Vicente

lunes, 20 de julio de 2009

Alacant, la ciudad junto al mar

Vista de Alicante desde el castillo de Santa BárbaraNo es la primera vez que visito la península ibérica pero sí la primera ocasión que hablaré de ella en mi blog. Tres semanas no son suficientes para recorrerla, pero sí puedo contar las impresiones de mis pasos. Alicante, destino y sueño, clima mediterráneo árido, lluvias escasas y temperaturas suaves casi todo el año, me recuerda la cercanía del África septentrional. Desde el avión veo toda la región, agreste y montañosa que se desliza sedienta hacia el mar. Calor de verano y qué bien sientan las palmeras datileras que no sólo embellecen el paisaje sino que abanican los parques, las avenidas y las Ramblas.Palmares de AlicanteAlicante, la ciudad junto al marAlacant, en valenciano, es la segunda ciudad en importancia de la Comunidad Valenciana y tiene una población de 331 750 habitantes. Como ciudad turística y de servicios, el 21 % de la población de la provincia es extranjera, entre ellos se cuentan ciento nueve mil habitantes que provienen del Reino Unido y cinco mil de Suecia. Alemanes, marroquíes, argelinos, suizos, holandeses, franceses, belgas, latinoamericanos, italianos, noruegos, rusos, búlgaros, rumanos, chinos y algún que otro español, conforman una urbe cosmopolita donde hay de todo y para todos.Castillo de Santa BárbaraLa ciudad está presidida por el imponente y sugestivo castillo de Santa Bárbara en el monte Benacantil a 166 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí se domina la bahía y sus alrededores. La fortaleza data de finales del siglo IX durante la dominación musulmana. Su nombre proviene del día de la conquista del castillo, el 4 de de diciembre de 1248, cuando Alfonso X el Sabio venció a los árabes con una estrategia muy sabia.

Mi sobrino y su mujer me reciben. Su contento no tiene límites y el mío es superior. Hablamos sin pausas, sin preocuparnos por quién recibe la información, las preguntas son respondidas por el mismo que las hace, las anécdotas se diluyen en nuevas anécdotas, intercambiamos criterios deprisa, como si este fuera el único momento que tenemos para desahogarnos. Mi oreja izquierda escucha a mi sobrino –¿Qué haremos a la noche?– mientras que la oreja derecha sintoniza con su mujer –seguro que tendrás hambre, he preparado unos bocadillos en casa para que te sostengan hasta la cena. Yo hablo de lo bien que me sienta Alicante, reproduzco con palabras la vista hermosa que vi desde el avión al tiempo que escribo un sms al vikingo para notificar que he llegado. ¡Frena, el semáforo! Ese tipo está loco, cómo se le ocurre adelantar por la izquierda. Mi sobrino, el copiloto, maneja con los ojos mientras su esposa dirige el volante siguiendo las instrucciones del marido. Las palmeras me tienen fascinado. Arranca ahora, o te vas a dormir. El mar es tan sereno, tan tibio. Te dije a la derecha, maneja y deja que Miguel escriba el mensaje. ¡Otro semáforo, para! ¿Pero me vas a dejar conducir? Me pones nerviosa. Ya envié el sms. Luz amarilla, prepárate. Joder, tío, qué pesado te pones. En esta ciudad han colocado semáforos hasta en las rotondas. Después de treinta y cinco semáforos llegamos con buen ánimo a casa. Aquí están los bocadillos, en una hora cenamos. Saco de mi maleta los presentes que he traído y la escena se convierte en un intercambio de regalos que minimizan los míos. En un santiamén, como por encanto, estoy rodeado perfumes, camisetas y zapatillas. Da gusto viajar a dónde se le espera a uno con cariño; me siento como un príncipe. Hasta el reloj que andaba buscando ya lo tengo en mi muñequera. Voy a preparar la cena. Antes sírvele un trago a Miguel. Él quiere agua, ya le pregunté. Pues ponle agua y una cerveza y también un zumo de los que le gustan. Soy un sultán. Prueba las cerezas; están exquisitas. Cenaremos en media hora. No importa, come.

Y así cada día alicantino donde no hay rutina ni tiempo para aburrirse entre tortillas españolas, paellas, magro con tomates y pimientos, gazpachos manchegos (pasta con conejo y pollo, pimiento, cebolla y tomate), ensaladas murcianas (tomate, olivas, atún, huevo duro), pescadillas fritas, huevos rellenos (con atún, tomate, mayonesa y yema de huevo rallada), mejillones, boquerones y pechugas empanizadas, caracoles, langostinos y calamares.

La ciudad se expande. Su crecimiento demográfico es excepcional por la llegada de tantos inmigrantes que de la mano de las nuevas generaciones buscan pisos y nuevos trabajos. Se construyen edificios por doquier, en cada solar hay indicios de crecimiento urbano, los edificios, como las palmas apuntan hacia el cielo.

Entrada a la Universidad de Alicante

Universidad de Alicante

Mi sobrino se ha operado recién de las várices de una pierna y yo le recomiendo reposo absoluto, ya no podrá acompañarme en mis recorridos como las veces anteriores. Qué vá, por el contrario -me dice muy dispuesto–, el médico me recomendó caminar mínimo diez kilómetros diarios. Así es la ciencia moderna, interviene su esposa. Pues a caminar. Fuimos a San Vicente, a la Universidad, la ciudad de las artes y las ciencias con modernísimas construcciones y espacios ambientados. De regreso, desandamos las librerías del Corte Inglés y la FNAC, los centros comerciales de AlCampo, las ferias, hasta terminar en los mercadillos de Benalúa y Los Ángeles donde las ofertas son más baratas, justo lo que yo andaba buscando. En las noches se hizo habitual los recorridos por los bares de San Vicente, de la explanada, del puerto y de El Barrio, este último situado en las angostas callejuelas de la ciudad vieja bajo la protección del castillo de Santa Bárbara que se yergue como coloso ante el mar.

Alicante, ciudad de ramblas y bares, de palmeras y sueños. Alacant...