lunes, 29 de noviembre de 2010

La Gota Fría

Recuerdo del verano No. 15
Como no todo son parabienes, el verano trajo lluvia y literalmente llovió dentro de mi casa. Una mañana desperté al ritmo de percusión. ¡Esto qué cosa es! ¿De dónde viene la música? La causa: un salidero en la cocina del vecino de los altos. ¡Qué cosa más grande! ¡VECINOOOO! Yo pensaba al salir de Cuba que estos problemas estaban superados. ¡Oye, que me estoy mojando, chico! Yo te digo a ti… dame acá el teléfono.
Sin escándalo, pero con responsabilidad, la lluvia no llegó a tormenta.
Todo se arregló, por suerte, pero hubo que correr muebles, llamar al fontanero y a los obreros para que repellaran y pintaran otra vez el techo. ¡Qué verano, carajo!

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pro Forma, de Lars Brundin

En la Galería de Arte Gate 38, en Malmö.
Del 25 de noviembre al 23 de diciembre.


Para los que aman la belleza y en especial las flores, esta es la oportunidad para extasiarse con caprichos de formas y colores. ¿Quién es el verdadero diseñador de tantas divinidades? Lars Brundin no da la respuesta, pero ha captado con su lente detalles que el ojo humano, por su minusvalía, le es imposible apreciar. Y como buen artista, les ha cambiado sus nombres para humanizarlas como rarezas cotidianas. De esta manera nos cabe la duda si realmente identificamos margaritas, tulipanes, peonías, adormideras… o somos cautivos de la “intuitiva”, el “solitario”, la “orgullosa”, la “introvertida”, la “timidez”…
Lars Brundin comenzó su carrera en Växjö y actualmente trabaja como fotógrafo del periódico Sydsvenskan de Malmö. Su interés artístico abarca además la filmografía y la pintura. Ha fotografiado tanto a la realeza como a los vagabundos, a estrellas del rock y a jóvenes.
Lars me contó que las fotografías no son de estudio sino tomadas al aire libre, con luz natural y una capa negra como fondo. El efecto por contraste y la dimensión de las impresiones convierten a las preciosas minúsculas en imanes de la creación.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Hovs Hallar

Recuerdo de verano No. 14 Buscando inspiración para mis historias de ficción, convencí al vikingo para que me acompañara a Hovs Hallar, en Hallansåsen. Fue una excursión estupenda, mucho más cuando se tiene a un guía nacido en la tierra de los vikingos. Hallar es una palabra sueca antigua que significa rocas. Y eso fue lo que encontramos allí: formaciones rocosas de asombrosa belleza, escarpados acantilados y terrazas que se alzan hasta 70 metros sobre el nivel del mar. Esta vez no se me ocurrió escalarlas como las colinas de Alicante. Me conformé con admirar las elevaciones, algunas con miles de años de antigüedad. Fue curioso comparar los niveles de crecimiento y erosión de aquellas piedras. El sitio actualmente es una reserva natural ideal para realizar caminatas, respirar el olor del mar y echar a volar, como gaviota, la imaginación.
Lejos de encontrar la anécdota que andaba buscando para mis cuentos, me embriagó aquel espectáculo, sólo pude disfrutarlo como cosa espléndida bajo el poder neutralizador de la naturaleza. A este lugar deberé volver sin dudas, para redescubrir otra vez su grandeza y traducirla, en lo posible, a la escala pequeña del hombre.
Aquí los niños (y los que quieran) pueden hacer su propia torre de guijarros.
Aquí filmó Ingmar Bergmans escenas de ‘El séptimo sello’.

lunes, 22 de noviembre de 2010

viernes, 19 de noviembre de 2010

Origami para los genitales


Chicos guapos y desnudos en escena es una atracción que no pocos resisten y de la que muchos se avergüenzan. Aparentemente escandaloso, como para no perdérselo. Con todo, confieso que a la media hora el show comenzó a parecerme largo.
Simon Morley y David Friend fueron los primeros quienes en 1998 presentaron la primera demostración en Melbourne International Comedy Festival en Australia. Aupados con los aplausos y los comentarios positivos del público, la idea progresó y casi de inmediato emprendieron una turné para convertir el "origami de los genitales" en un fenómeno artístico internacional, especialmente en West End (en Londres) y Broadway (en Nueva York).
Suecia, como se puso tarde a la cola, tuvo que esperar casi una década para que los chicos (de segunda generación) visitaran primero Estocolmo y después Malmö. Como evangelistas del fenómeno los seguidores de Simon Morley y David Friend continúan fieles a sus creaciones.
Babel, el centro cultural de Malmö que acoge a grupos alternativos, les pareció muy bien dar la bienvenida a los “bad boys” de Puppetry of the Penis.

Sin ánimo de desmeritarlos, el espectáculo no necesariamente tuvo que ser dirigido para adultos. Por el contenido y la relativa ingenuidad al manipular los genitales, lo considero más bien para adolescentes. Si viviéramos en una sociedad sexualmente desprejuiciada podría hasta incluirse en un programa de entretenimiento para niños que, objetivamente, son los que tienen la curiosidad latente.

Cuando los varones comienzan a ser conscientes de su órgano viril –mucho antes de considerarlo órgano sexual– se preguntan, aparte de servir para expulsar la orina, qué otra utilidad pudiera tener. Jugar con los genitales es natural y orgánico durante la infancia aunque la sociedad (o los padres) lo consideren pecado o inmoral.
Por experiencia, muchas de las formas y caprichos que los actores impusieron a sus genitales, no me eran ajenas, yo también de niño y adolescente hice el helicóptero, la vagina, el ojito… aunque nunca les inventé nombres y, mucho menos, lo hice de manera pública. Si para muchos está claro que el juego es el mejor recurso para aprender y desarrollar habilidades, jugar con nuestro propio cuerpo es la forma más deleitable de humanidad.La vagina

En mi opinión, lo más destacado de la presentación, desde el punto de vista teatral, fue la forma de abordar el desnudo en escena. Utilizando el criterio del naturismo, lejos de cualquier indicio erótico o fetichismo, la desinhibición y el acto lúdico –sin segundas intenciones– concedió a los actores un carácter de niños traviesos. A pesar de mostrarse en cueros durante toda la obra, no hubo estímulos sexuales para los espectadores; los penes, como cualquier otra parte del cuerpo humano, fueron instrumentos para fantasear y crear origamis. La Hamburguesa

lunes, 15 de noviembre de 2010

Gracias por el Premio

Respondiendo al Meme de Pelusa.
1-¿Por qué creaste el blog?
Para expresarme de otra manera… para explorar aquella zona desconocida que eran los blogueros para mí… por motivación de mi amiga Silvita… porque hace mucho quería tener una página web… porque me gusta escribir… porque… porque sí.

2-¿Qué tipo de blog sigues?
Pocos y muchos, leo todo lo que pase ante mis ojos e incorporo a mi lista de blogs que sigo aquellos que -de diferentes maneras- me emocionan, me hacen pensar, reír, estimulan mis decisiones, me ayudan a seguir escribiendo.

3-¿Tiene alguna marca preferida de maquillaje?
Tú me quieres coger la pluma, ¿verdad?

4-¿Y de ropa?
Me gustan muchas marcas, casi todas de diseñadores famosos, pero no suelo comprarles nada.

5-¿Cuál es tu producto de maquillaje imprescindible?
Pelusa, tiene razón, el agua sin jabón.

6-¿Tu color preferido?
Durante mucho tiempo fue el azul, impuesto como ropita de varón. (Me habían prohibido que me gustara el rosa.) Después cambié para el verde, la esperanza, la vida; hasta que supe que el amarillo se utilizaba para vencer batallas. Por una temporada asumí el negro como rebeldía pues nunca lo había utilizado. Después vino el rojo, el naranja, en fin, hoy es el Arcoiris.

7-¿Tu perfume?
Jean Paul Gautier, definitivamente.

8-¿La película que más te ha gustado?
Pues… no tengo ninguna que másssssssssssss me haya gustado, me gustan tan a menudo las que suelo ver porque me gustan…

9-¿Que países te gustaría conocer y porqué?
¿Cuáles? Todos los que me faltan.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Las chozas de Malmö

Silvita –siempre al corriente de las novedades de Malmö– me lo había comentado, pero no le había prestado interés hasta que no pasé por las inmediaciones de Folkets Park y vi con mis propios ojos “¡Chabolas en Malmö!”
Suecia, país industrializado, de altos recursos y sofisticadas tecnologías, durante años ha presumido de la desaparición física de este tipo de suburbios. Es justo aquí donde duele. El área donde se han levantado las casuchas será destinada – en la primavera del 2011– a la construcción de 147 lujosas viviendas que van desde 42 a 106 m2 con precios que oscilan entre 990 000 a 3,3 millones de coronas, lo que quiere decir que los habitantes del barrio Möllevång poco a poco irán siendo desplazados con la llegada de los nuevos ricos, el aumento de los alquileres y otras lindezas.
Por eso surgió el proyecto político-artístico “Stad Solidar” (Ciudad Solidaria) para impedir, o hacer notar, de este modo, el desacuerdo de los vecinos de Möllevång. Con la consigna “Todos tenemos derecho a un domicilio”, la iniciativa está respaldada por jóvenes, artistas y creadores que invitan a un diálogo con los representantes de la comuna y de la firma Peab – los responsables de la construcción de las viviendas–, para discutir nuevas ideas y demandar la construcción de apartamentos de bajo costos y precios asequibles para estudiantes, trabajadores y pensionados.
Cada vez más “Stad Solidar” atrae la atención de paseantes y jóvenes de otros barrios. Los fines de semana es un lugar de reunión y encuentros, se construyen nuevas instalaciones y áreas de juegos para niños; se ofrecen discursos, se escucha música, se encienden fogatas…
Lo que me estremece pensar es por cuánto tiempo permanecerán esos jóvenes –a la espera de ser escuchados– viviendo en el improvisado barrio marginal, privados de las facilidades que la sociedad moderna ofrece. Si el otoño es húmedo, lluvioso y frío, el invierno será peor.