lunes, 31 de agosto de 2009

Hasta Santiago... ¡A pie!

Vista de Santiago de Compostela y su catedral
Combinando armónicamente los estilos románicos, gótico y barroco, Santiago de Compostela emerge como un sueño entre el lomerío de la región. Su catedral es el centro y destino de todos sus visitantes. Aquí llegan tanto peregrinos como turistas para humillarse ante el Pórtico de la Gloria.
Pórtico de la GloriaDe rodillas ante el Pórtico de la Gloria los peregrinos descansaban colocando sus manos en los hoyos de la escultura.
El apóstol Santiago, hijo de Zabedeo y Salomé, fue discípulo de Jesús junto a su hermano Juan, también apóstol. Ellos fueron de los primeros que se unieron al Mesías cuando este se les acercó en el lago de Genesaret mientras pescaban. Nació en Betsaida, Galilea, y murió en Jerusalén. Es conocido por nombres como San Jaime, San Diego y San Yago. Según el libro Hechos, fue martirizado y muerto por espada por orden de Herodes, rey de Judea. Muchas son las versiones que explican cómo muriendo en Jerusalén, su tumba se encontró en Compostela. Como la imaginación popular es muy amplia, usted puede aportar también la suya.
Ya’akov en hebreo (יַעֲקֹב) significa “sostenido por el talón”. En latín se le nombró Iacobus y luego Jacob o Jacobo en la forma castellana. También se le llama Yaco, Yague o Sant Yago. Durante las batallas cristianas durante la Reconquista de España se utilizó el nombre Sant Yago como grito de combate; así se convirtió en una sola palabra: Santiago. Urna con los restos del Apóstol Santiago
El camino de Santiago es largo y muchas personas todavía lo hacen para expiar sus faltas o venerar los restos del apóstol que según la leyenda descansan debajo del altar principal de la catedral. Se dice que este camino fue construido en tiempos del imperio romano, unas de las vías de los montes cantábricos que terminaba al noroeste de la península ibérica, lo que corrobora que todos los caminos conducen a Roma. En este punto me permito hacer una digresión. ¿Quién no ha escuchado la sabrosa conga cubana de los Hermanos Bravo Hasta Santiago a pie? El camino de Santiago es largo. Yo lo hice en una hora, en avión.
Concha que indica el camino a SantiagoBastones con los que se ayudan los peregrinosSantiago de Compostela radica en La Coruña, Comunidad Autónoma de Galicia y Patrimonio de la Humanidad a partir de 1985. Aquí tiene su sede la Junta de Galicia y el Parlamento. Es el tercer punto de peregrinación después de Jerusalén y Roma. Conforme la historia, Compostela –ciudad de estrellas, supongo que por la altura– se fundó en 813 cuando fue descubierta la tumba del apóstol. La ciudad se convirtió en baluarte de lucha entre moros y cristianos. Los musulmanes la destruyeron a finales del siglo X y fue reconstruida con tesón un siglo más tarde. Con poco menos de cien mil habitantes, es una ciudad católica por excelencia. Alrededor de la catedral hay varias decenas de parroquias que la convierten casi en una ciudad monasterio. Si todas las campanas de las parroquias de Compostela redoblaran al unísono, los madrileños se taparían los oídos.
La plaza del Obradoiro se sitúa como centro de la ciudad y su nombre alude al taller de canteros que allí hubo durante el tiempo que duró la construcción de la catedral. Es aquí donde se encuentra el kilómetro 0 del camino a Santiago. El lugar principal lo ocupa la catedral con su majestuosa y barroca fachada del siglo XVIII con la escultura del santo patrón en la parte superior. Fachada principal de la catedral de Santiago de Compostela
La catedral está escoltada por dos edificios. A la derecha, el claustro, hoy Museo, y a la izquierda, el palacio de Gelmírez, perteneciente al románico (siglos XI y XII). En los pisos superiores del mismo se encuentran las dependencias del arzobispado.
Frente a la catedral, el palacio Rajoy (siglo XVIII) fue erigido por el arzobispo que le dio nombre para dar cabida al Seminario de Confesores (los que recibían a los peregrinos en la catedral). Fue también residencia de los Niños del Coro, Casa Consistorial y Cárcel. La fachada del edificio está coronada por una estatua de Santiago Matamoros.Palacio de Rajoy
En uno de los extremos de la plaza se ubica el Hostal de los Reyes Católicos, de estilo plateresco; fue levantado como hospital para recibir la visita de los reyes anunciada en 1486 y luego albergó a los peregrinos.Hostal de los Reyes Católicos
El colegio de San Jerónimo con portada románica, se ubica en el lado opuesto al Hostal. Fue una residencia para estudiantes pobres y actualmente es el rectorado de la Universidad. Colegio de San Jerónimo, hoy Rectorado de la Universidad
La ciudad también se distingue por su Universidad que cuenta con más de quinientos años de historia y una capacidad de matricula anual de treinta mil alumnos. No es extraño que la ciudad está adornada por la alegría y la vitalidad de la juventud que acoge. Su personaje ilustre más conocido es la escritora Rosalía de Castro. Patio del Colegio de San Jerónimo, o RectoradoÁrbol del conocimiento. Como el modelo muestra, aquí los estudiantes elegían al azar la carrera que estudiaríanAuditorio de Galicia
Quiero mencionar también como un sitio importante de la ciudad, el Mercado de Abastos que como su nombre indica abastece de productos frescos a toda la comarca. El mercado actual, de 1941, se construyó en el emplazamiento del anterior mercado que databa de 1870. El propósito de mi visita a Santiago fue reunirme con una amiga filóloga para discutir sobre el libro que actualmente estoy escribiendo. Ella es oriunda de Pinar del Río y radica en Galicia. Si en Cuba era pinareña, ahora en España es gallega. ¡Qué puntería la de mi amiga! Si decidiera cambiarse a la Escandinavia no me extrañaría que aterrizara en Noruega. Cuando nos vimos enseguida me echó una mano, bueno, me echó las dos y los dos nos estrechamos en un fuerte abrazo. En el primer bar que encontramos nos sentamos a tomar un café para ponernos al día de los recientes acontecimientos. Después del recorrido citadino de rigor me invitó a probar una deliciosa comida típica gallega: pulpo, zorza y pimientos de Padrón –según dicen, unos pican y otros no.
Comida típica gallega: pimientos de Padrón, pan y pulpo
En la sobremesa hablamos de mi libro. Como somos amigos y entre amigos no caben falsas posturas ni hipocresías, cosa que le agradezco, comenzó a enumerar las observaciones literarias que había hecho y fueron tantas, que estoy convencido de que debo rescribir el texto. Si quieres escribir un buen libro, hazlo bien –concluyó. ¡Joder con la gallega pinareña! Pero no es mi intención hablar al respecto. Tal vez más adelante dedique un post a la obra que estamos construyendo. La ciudad de Santiago es hoy la protagonista.
Calle de SantiagoViviendas típicas de SantiagoGaitero
Con mi socio Valle InclánCon mi yunta la gallega pinareña

domingo, 23 de agosto de 2009

De Alicante a L’Estartit

Tomé el tren en Renfe Terminal con destino a Montpellier. Como no había comprado el billete con anticipación, sólo quedaban disponibles asientos de primera clase. Con la maleta en la mano después de despedirme de mi sobrino Jorge y su esposa, lo único que pude hacer fue comprar el billete. Es la primera vez que viajo en asientos semejantes, qué sabrosura. Después de diez minutos sentado me di cuenta de que la atención no era nada especial, sólo viajaba en un asiento más ancho y más caro. En la parada de Valencia me bajé para fumar un cigarrillo. Por poco me quedo en la estación. Me entretuve conversando con un asere de Madriz que hablaba más que una cotorra con apetito. ¡Ostia, tío, perdemos el tren! Ni siquiera había pitado ni cerrado las puertas; sencillamente comenzó a andar. Lo abordamos como si lo que intentábamos coger fuera un camello habanero. ¡Qué susto, macho! En Tarragona probé a fumar otra vez en el andén pero me aseguré de no soltar el pasamano y mantuve todo el tiempo un pie en el estribo. Llegué a Girona a las 18:50 horas. Había hablado por teléfono con José, mi otro sobrino con quien me reuniría.


Me había indicado que tomase el bus hacia el pueblo llamado... Por el ruido del tren el nombre del pueblo me sonó a Tortilla de Congrí. Como no me pareció apropiado este nombre para un pueblo de la Costa Brava busqué en el estacionamiento de buses algún destino que tuviera relación con Tortilla, Tortillera, To’pa’ella, Torreja... y lo encontré: Torroella de Montgri. Por las dudas pregunté al chofer antes de subir y sí, era el bus que me llevaba a L’Estartit.


La zona costera de Cataluña que comienza en la desembocadura del río La Tordera y finaliza en la frontera con Francia en Portbou, se conoce con el nombre de Costa Brava por sus paisajes escarpados y agrestes. Estos 214 km de costa pertenecen a la provincia de Girona en la Comunidad Autónoma de Cataluña. Antes de la avalancha turística había sido una franja de pescadores y agricultores que vivían pacíficamente en pequeñas aldeas de angostas calles y casas rústicas. Se considera la puerta de entrada de la península ibérica desde la Europa mediterránea. Pintores como Marc Chagall, Picasso y Dalí pusieron la cosa mala (o buena, según se mire) al perpetuar en sus pinturas la belleza casi salvaje de estas comarcas. Ellos fueron los primeros que esparcieron las imágenes turísticas de la Costa Brava por el mundo. A pesar de las urbanizaciones actuales, los poblados no han perdido su original encanto aunque sus habitantes ya no son pescadores, sino gente que trabaja sin descanso primavera-verano para sacarle el mayor partido a los ingresos que dejan los turistas.

L’Estartit es una población costera del municipio de Torroella de Montgrí con 3.540 habitantes emplazado muy cerca del archipiélago de las islas Medas. Es un pueblo que vive fundamentalmente del turismo y en el verano es cuando alcanza su máximo esplendor. Y como es verano llegué yo, a veranear.

El hombre, o sea, yo, propone y mi sobrino, el anfitrión, dispone. Te quedó muy grande eso de venir a veranear, a tomar solcito en la playa; he abierto recién mi negocio y no doy abasto con los empleados; necesito tu ayuda. ¡Trabajar! El comunicado me lo dio después del primer abrazo, sin medias tintas, con una gran alegría en el rostro. ¡Coño, yo no sabía que me estabas esperando con tantas ansias! Pues si hay que trabajar, se trabaja. Esto es un asunto de familia y por mi sobrino... ¡De pinga, asere! ¿Trabajar, dijiste?
Muy dispuesto pregunté ¿qué tengo que hacer? Hum... esos fiambres se ven deliciosos. Debería probar uno porque con el estómago lleno se trabaja mejor. ¿Qué tu crees, sobrino? Come lo que tu quieras pero ponte el delantal que los primeros clientes están al llegar. ¿Puedo ponerme en el plato también esta pizza con chorizo y hum... estas gambas? Y una cervecita para bajar la comida; cualquiera, esa misma, San Miguel o mejor, una Estrella. Cualquiera, chico, da igual. Déjame las dos en la mesa. Asere, vete pa’ la cocina, las mesas son para los clientes. Está bien, pero me llevo las cervezas, eh. Mi sobrino se encargaba de elaborar las pizzas lanzando la masa al aire como un experto pizzero. A mí me daba cierto pánico, temía que la masa se estrellara contra la pared o contra mi cara. Mi servicio era de camarero y consistía en anotar los pedidos. Como no estoy familiarizado con la hostelería me dije que trabajaría de manera informal. Los primeros clientes fueron unos franceses. Sobri, atiéndelos tú que ellos no quieren hablar castellano y yo no hablo francés. Los segundos hablaban inglés. Bueno, con estos me sentí mejor, pero como hace rato que no practico... sobri, échame una mano. Anotaba los pedidos y los ponía sobre el mostrador de la barra. Entre un cliente y otro, salía afuera a soltar un poco de humo. Tío Miguel, qué pasa con los pedidos, los clientes están impacientes. Yo ya les tomé nota, están allí sobre la barra. ¡Hombre, tienes que repartir las notas! No te fijas que hay tres copias, una para el bar, otra para la pizzería y la tercera para la cocina. ¡Ah, y me lo dices ahora! Yo pensaba que tú sabías esto, como dijiste que habías trabajado en un bar. Sí, en un bar sirviendo copas, no en un restaurante. Ok, corre y entrégale rápido los pedidos a la cocinera. ¡Apúrate!
También había olvidado anotar el número de las mesas en el vale. Me hice imprescindible. ¿Para quién es la ensalada? Para el rubio de la nariz respingada. La botella de vino... para los peludos de la última mesa. Y la Quattro Stagioni para la vieja del turbante negro, no, para el gordo del bigote azul. Perdón, el de bigote negro con turbante azul. Me estás liando, tío, mejor llévala tú. Yo no pedí cuatro estaciones, sino Calzone. ¿Quién pidió Quattro Stagioni? Please, me. Ah, la flaca narizona de la mesa cinco. Esa es la mesa seis. Da igual, es narizona y flaca.

Oye, el tipo de la carbonara ya no la quiere, dice que nos hemos demorado mucho en servírsela. ¿Que no la quiere? ¿Ahora que está lista? Dame acá, se la llevo yo. Pero, señor, si está buenísima... ¿Nos la desprecia? Pues esto no se tira, me lo como yo. Si no quiere la ensalada me la llevo también. Odio trabajar con clientes tan pesados... Sobri, voy a coger una cerveza para bajar la carbonara. Tío, me has armado tremendo lío en el negocio, el tipo se fue sin pagar. Te estoy ayudando con tremenda voluntad, sobri. Pensándolo mejor, siéntate, relájate, no me ayudes más, ya me encargo yo. Gracias, sobri, así le meto mano a la carbonara. Hum... está exquisita.

lunes, 17 de agosto de 2009

Mi socio Pánfilo

por Rafael E Saumell

Mientras escribo estas líneas Pánfilo, un hombre hecho famoso por su grito “¡HAMBRE!” desde La Habana y frente a una cámara, está preso, condenado a dos años de privación de libertad por el delito de peligrosidad social. Cualquiera puede ver el video en youtube.com. El señor interrumpe a un amigo que se dispone a hablar de música y con los ojos encendidos por el alcohol y la rabia, perdido el miedo, se queja de que no hay nada que comer en Cuba. El tono y la intensidad de Pánfilo, su carisma, acentuaron la desesperación del joven borracho, con el estómago literalmente partido, es decir, hambriento. Además de youtube.com, los canales de TV del sur de la Florida, un video-clip con ritmo de reggaetón, lo hicieron célebre.


Tal fama le costó cara a Pánfilo. A los pocos días salió otro video de este hombre que parecía haberse vuelto otro: apesadumbrado porque se le habían acercado gentes de la policía y él temía lo peor que en la isla significa ir al talego. La profecía se cumplió. Lo sometieron a juicio y lo sentenciaron a pena de cárcel. Los jueces no mencionaron la verdadera causa, que al hombre se le había ido la lengua y dicho algo prohibido en el país, que hay hambre, que hace falta “iria” (comida). No, lo metieron detrás de las rejas por vagancia, por no conseguir empleo.
La acción tomada contra él tiene varios propósitos. Primero, castigarlo, silenciar a quienes piensan igual y de paso amordazar a quienes en el futuro hagan videos con declaraciones semejantes. Quienes se atrevan a decir sus opiniones sobre el estado actual de las cosas, podrán alcanzar fama pero irán a gozarla en las cárceles del archipiélago. Quienes se presten a divulgar los ecos de las protestas serán los responsables del destino presidiario de esas gentes.
Sin embargo, Pánfilo no dijo nada diferente a lo que ha venido reconociendo el general Raúl Castro en cuanto al desabastecimiento de productos agrícolas en Cuba. Basta con leer una parte de su discurso el pasado 26 de julio para comprobar que la batalla por los alimentos se ha convertido en un tema estratégico de cuyo desenlace depende la continuidad de la revolución de 1959. El mismo general admitió en esa alocución que lo único sobrante en la nación son los innumerables problemas padecidos por sus habitantes. Resulta paradójico, digamos, que la provincia de Sancti Spiritus tenga una tasa de mortalidad infantil más baja que la de Washington D.C. y que a la vez la leche, los productos lácteos y los alimentos para niños escaseen allá y en el resto de la república.
Pánfilo no mintió, expresó lo que todo el mundo sabe, acreditado por las palabras del general-presidente. El grave error de Pánfilo, para seguir la lógica de Raúl, consistió en que no emitió esa crítica desesperada (¿de qué otro modo se puede hablar cuando hay hambre?) en el lugar y el momento adecuado y ante las autoridades reconocidas. No alzó la voz en una reunión del Comité de Defensa de la Revolución, ni ante el Delegado del Poder Popular, ni ante el secretario del partido comunista en su zona. Al ignorar los eslabones y canales establecidos, se separó de la línea trazada por la nomenclatura. Sólo Raúl Castro y los autorizados por él pueden llamarles a las cosas por sus nombres. La libre iniciativa de expresión, practicada fuera del juego, lleva al calabozo a cualquier infractor.
Me pregunto, por comparar, cuántos críticos del desastre de Nueva Orleans, arrasada por ‘Katrina’ y la inoperancia suprema de los gobiernos locales, estatales y federales, fueron procesados y sentenciados a prisión por criticar al presidente de los EEUU, a la gobernadora del estado y al alcalde de la ciudad. No conozco un solo caso de un Pánfilo o Pánfila de Luisiana que haya sido puesto de patitas en un calabozo por quejarse a toda voz del hambre y de la pésima gestión de la agencia gubernamental responsabilizada con enfrentar desastres naturales (FIMA).
Debemos hacer una campaña enorme, inteligente, persistente, para que liberen a Pancho, un héroe genuino de los barrios habaneros. No era el único “vago” en una nación que enfrenta una crisis socio-económica asfixiante. La prensa local admite que existe falta de motivación en las gentes para trabajar: los salarios son miserables, el mercado interno de productos industriales y alimentarios es de lo peorcito en el hemisferio occidental. ¿Trabajar para qué? Como dicen muchos en Cuba, “si ellos hacen como que nos pagan –unos sueldos ridículos- nosotros hacemos como que trabajamos”. A ese circuito socio-político y económico perteneció Pánfilo.
Hay que ayudarlo, brindarle solidaridad constante y eficaz, para que su familia reciba la divisa convertible que le permita comprar en las tiendas para extranjeros y puedan resolver sus necesidades cotidianas. De paso, para que le lleven buenas jabas (bolsas) con alimentos, pasta dental, jabón y desodorante a Pánfilo. Es hora de la solidad fructífera, real, cumplida con un humilde ciudadano que se atrevió a cantar las cuarentas. Yo apoyo a Pánfilo, por lo que gritó, en medio de una borrachera, con la lucidez y el conocimiento que tienen todos los sobrios que en Cuba han sido.
No debemos parar hasta que Pánfilo sea excarcelado, es imperdonable dejarlo solo y que se pudra en unas de esas galeras del sistema penitenciario de Cuba, donde lo pueden provocar y arruinarle la existencia. Que sepa que todos sabemos de su grito, cierto y rotundo. Pánfilo merece todo lo que él debería tener a diario, o sea, una mínima cena que pueda disfrutar, y no una sola cena colosal, que tenga lo que debía tener, vamos a ver, comida y libertad de expresión, sin peligros para él ni para nadie. Te queremos Pánfilo, hermano. Cuídate en las celdas, no te dejes provocar, que no te enmarañen los oficiales ni los presidiarios. Un abrazo amigo de todos.

Rafael E. Saumell, Ph.D.Professor of SpanishDepartment of Foreign LanguagesSHSU


Para ver el vídeo original en YouTube haz click aquí


Esposa de Pánfilo expresa su inconformidad con el vídeo manipulado por la red y que le ha creado problemas a su familia.

martes, 11 de agosto de 2009

Poniente o Levante, Benidorm


A 50 kilómetros al norte de la ciudad de Alicante se encuentra el balneario de Benidorm, ciudad que cada año recibe a centenas de miles de turistas que llegan para solearse, deleitarse con sus playas y gozar, en definitiva, del clima mediterráneo.
Ya que estaba de visita en Alicante, no pude resistir la cercanía del balneario. Hablé con mi sobrino y su esposa para que disfrutáramos un fin de semana como Dios manda. No me costó ningún trabajo convencerlos. Jorge, mi sobrino, aunque recién operado de várices fue el primero que se puso el traje de baño. Ángela, su esposa, no se hizo rogar. Pues hacia Benidorm.
La cordillera de montañas que rodea la ciudad propicia un microclima que la protege de los vientos de Levante y del frío del Norte. El mar es agradable y sereno todo el año. Con más de 70 mil habitantes el balneario consta de tres playas, Poniente, Mal Pas y Levante, acreditadas con la bandera azul, máxima distinción que otorga la Unión Europea. Aquí es donde veranean buena parte de los famosos que aparecen en las revistas del corazón. Así que con doble intención caminé arriba y abajo de poniente a levante por si conseguía algún autógrafo o alcanzaba a lograr una instantánea a lo paparachi para incluirla en esta crónica. No me tropecé con ningún famoso. Tal vez no reparé en ninguno.
Da igual, estuve en Benidorm y las noches en este lugar son muy movidas. Los ambiente son animados, variados y divertidos. Las discotecas de Levante y los bares del centro histórico son la principal atracción. En el club Penélope Cruz pasamos buena parte de la noche. A la célebre artista sólo pude verla en fotos. En cambio, fue allí, o en otra discoteca, donde me encontré con parte de la banda de los New Boys, los músicos cubanos que poco a poco van subiendo la parada con sus temas y sus coreografías. Estaban allí como yo, vacilando, pues el vocalista se había fracturado un antebrazo tratando de hacer no sé qué cosa con la mano... ¿derecha o izquierda? Nos saludamos a lo cubano, con mucho teatro –que para eso somos artistas–, aunque mi amistad se limita a ser un fan de sus conciertos. Hallarlos allí, la verdad, sube la presión a cualquiera. ¡Salud, New Boys!
Sol y mar por el día, copas y baile por las noches. Benidorm no se describe, se disfruta.



miércoles, 5 de agosto de 2009

Copenhague, ciudad gay por un día

Dos acontecimientos de envergadura coincidieron en la capital de Dinamarca, embajadora y representante internacional de la comunidad LGBT de este verano. Desde el día 25 de julio al primero de agosto se desarrollaron en Copenhague The 2nd World Out Games y la Semana del Arcoiris o del Orgullo Gay.Los primeros Out Games vieron la luz en 2006 en Montreal, Canadá. Por segunda vez, ahora en Copenhague, se reunieron conferenciantes, atletas y artistas de más de cien países. Según GLISA (Gay and Lesbian International Sport Association) los World Out Games son un foro para las personas de todas las sexualidades, géneros, edad, raza, nacionalidad y religión quienes con espíritu de tolerancia disfrutan y aprenden de la riqueza de la diversidad humana. En deporte se presentaron 38 disciplinas que acogieron a competidores de todos los niveles.
World Out Games 2009 incluyó una conferencia por los derechos humanos en cuestiones concernientes a la comunidad LGBT (Lesbianas Gay Bisexuales y Transexuales) y sus formas de expresar el amor, la libertad y la amistad. El evento subrayó que la diversidad cultural es una condición para la innovación y la creación de valores en la sociedad tanto económicos, sociales como culturales, al tiempo que desarrolla las reservas de talento y eleva la calidad de vida de la comunidad LGBT.
Diversidad y Amor, como lema, The 2nd World Out Games ofreció performances, exposiciones y sonadas fiestas para delirar.
El día primero de agosto tuvo lugar la Parada con más de 3 mil participantes en el desfile que culminó con un estupendo espectáculo al aire libre en la plaza del Ayuntamiento (Rådhusplatsen) donde se escucharon las voces de conocidas estrellas de la música y los discursos de los organizadores de los eventos, así como de los representantes de diferentes partidos políticos de Dinamarca. Desde el imponente edificio de la municipalidad se vio ondear la bandera del Arcoiris como muestra de respeto y solidaridad por parte del estado danés.Cerca de 7 mil personas de todas las nacionalidades, orgullosos de su estatus, hicieron suyo el centro de Copenhague y con música, colores y alegría convirtieron a la ciudad en gay por un día.