jueves, 22 de octubre de 2009

Día del Feliz No Cumpleaños

He vuelto para andar… así era el estribillo que entonaba Xiomara Laugart en una de sus más populares canciones. Y yo he regresado de un emocionante y divertido viaje por el sur de Europa, o por el norte de Italia, para ser preciso. Y como llegué con bríos me acordé que había partido con ganas de festejar mi cumpleaños que coincidió con el día de mi vuelo al Mediterráneo. Literalmente pasé mi cumple en el cielo, aunque mi amigo Víctor me rectificó: entre las nubes. Y es que así ando yo, flotando, como un arlequín de sueños.Por eso decidí hacer la fiesta que no hice. Para variar y no pecar de egocéntrico, incluí como homenajeados a mis amigos, los que pudieron asistir. Les concedí lo que ninguno se atrevió a celebrar este año. ¿Estarán poniéndose viejos? Como no quise preguntarles, para su sorpresa, convertí mi habitual tertulia en el Día del Feliz No Cumpleaños. Cada homenajeado a su llegada recibió una rosa y una postal por este día no significativo. A Silvita le entregué una rosa del color de su frescura. En agradecimiento me declamó la estrofa de los Versos Sencillos de Martí Cultivo una rosa blanca.
Inspirado en uno de los pasajes de Alicia en el país de las Maravillas, de Lewis Carroll, el Feliz No Cumpleaños tuvo muy buena aceptación pues todos los viernes, como dice Shakira, son días de fiestas.Para recibir un regalo cualquier día es ideal y es más merecido en una fiesta de este tipo. ¡Pero hubo que ganárselo, eh! Tan sencillo como “toma, aquí tienes”, no me sonó bien. ¡A jugar, muchachos! Todos en sus puestos. El que no alcanzó asiento, para la alfombra. ¡Silencio! Quien responda a esta pregunta será el primero en escoger su regalo entre todos los que están sobre el mueble. ¿Se querrán callar? Siéntate. Y tú, cállate. ¿Me dejarán hacer la pregunta? Parecen muchachos. ¿Cómo se llama el mandatario derrocado en Honduras? Tres levantaron la mano pero Osnaide fue el primero. Lo sé pero ahora mismo se me olvidó. Espera, espera, si lo tengo en la punta de la lengua. Le paso la pregunta a... Manuel Zelaya. Alguien te sopló. Okey, escoge tu regalo. Osnaide se precipitó con entusiasmado hacia el mueble y tomó el que más llamó su atención. Una vez en sus manos... Muy bien, ya tienes el regalo, pero para conservarlo, responde a esta nueva pregunta. ¿Dónde nació Leonardo da Vinci? ¡Ah... que no te las sabes! Pues regala tu regalo y siéntate. En Vinci, por supuesto. Cuqui respondió correctamente y con el regalo que había pertenecido a Osnaide tuvo el privilegio de escoger un segundo regalo. Como tenía dos en las manos, debió quedarse con uno y regalar el otro. Quien recibió el regalo para conservarlo debió responder una nueva pregunta. Así fue desenvolviéndose el juego hasta que cada participante logró tener para sí un presente.Los regalos: tallas de madera, artesanías y cerámicas cubanas, jabones de tocador, un candado para bicicleta y un modesto sobre de carta anudado con cintas de colores que nadie tomó en cuenta porque era demasiado pequeño. Con ese regalo me quedé yo. Al abrirlo, extraje cien coronas suecas que al cambio, son unos diez euros.También hubo torta o cake de nata. Y globos. Y serpentinas. Y música y... ¡qué marcha, madre mía!

5 comentarios:

Silvita dijo...

Muchas gracias por esta noche maravillosa. Me divertí cantidad y... comí torta por tres! Si saco bien la cuenta, tenemos 364 días de no cumpleaños al año... creo que voy a engordar!
Tú hermana quedó muy linda en la foto con Andersongo!
Besitos desde la islita!

Misuangelo dijo...

En realidad fue una fiesta bastante improvisada a propósito de la visita de mi hermana Mariluz. Y a veces es mejor así. La espontaneidad siempre es efectiva.

MauVenom dijo...

Amigo pues

Feliz Cumpleaños

y Feliz No Cumpleaños

y como dijera Alicia... Hoy también es mi No Cumpleaños!... contesta el conejo, Que pequeño es el mundo!.

Te mando un abrazo y que bueno que te divertiste.

Misuangelo dijo...

MauVenom, Feliz No Cumpleaños para ti también.
Faltó tu regalo pero te doy mi amistad. Otro abrazo.

Anónimo dijo...

jo!! como estaba...
Angela