viernes, 29 de octubre de 2010

Riga

Recuerdo de verano No. 9 Sótano de la Casa de las Cabezas Negras.Riga es bella aunque modesta en comparación a otras ciudades de Europa. Sus habitantes son gente serena, sufrida, que recién se acostumbran a hacer cosas por sí mismo. Después que visité el Museo de la Ocupación, una tristeza sin precedentes invadió mi ánimo. He estado acostumbrado a disfrutar y destacar lo mejor que ofrecen las ciudades que visito, pero nunca me ha estremecido tanto una localidad como esta que, desde sus comienzos, ha sido vilipendiada por los vecinos que la rodean.
Los pueblos bálticos paganos que habitaban la región de Livonia fueron conquistados por los alemanes hacia el 1200 y luego por los polacos y después por los suecos entre 1621 y 1710; más tarde los rusos se apropiaron del territorio hasta que fue derrotado el imperio de los zares en 1918 y se le declaró república independiente para ser anexada luego a la Unión Soviética. Durante la segunda guerra mundial fue invadida por los nazis. Para 1944 fue liberada y convertida en república soviética hasta 1991 en que finalmente Riga se convirtió en la capital de la República Báltica de Letonia.
Riga es notoria por su exquisitez y limpieza, sus edificios art nouveau y el sin número de iglesias que se distinguen fundamentalmente por su fe en luteranos (población letona) y ortodoxos (población rusa).
Caminar por las calles de Riga produce la sensación de estar todavía preso en un pasado de ambiciones y luchas mercantiles. Es evidente la obsesión por devolver a su sitio cada fragmento de historia, cada bastión derruido. Me azoran los negocios emergentes, me abaten los pobres pidiendo limosnas, la gente que todavía no es consciente que puede decidir su futuro.

Fuente ante el teatro Nacional de la Ópera.Monumento de la Libertad.Claustro de una de las iglesias.

Museo de Arte.Calle con arco.
Iglesia de San Juan.
Parques de la ciudad.
El Ayuntamiento.
Plaza de las Cabezas Negras.
La Casa de las Cabezas Negras.
Interior de la Casa de las Cabezas Negras. Bus eléctrico.

Palacio de la Cultura o edificio de la Academia.
Vistas desde la torre del edificio de la Academia.
Puentes sobre el río Daugava.
Los trenes de Riga son excepcionalmente anchos.

12 comentarios:

Silvita dijo...

Muy linda Riga! Y es verdad: muy limpia y arreglada. Eso de "las cabezas negras" es por las estatuas?
En los trenes se puede hacer fiestas, podríamos intentarlo a ver qué pasa.
Besitos!

Mirta dijo...

Esa foto con el gato es preciosa!
y tu sacaste algún post de santiago???
besitos, m

misuangelo dijo...

Mirta, el gato en Riga es considerado una figura artística. No puedo explicar exactamente por qué, cuál es el simbolismo del felino, pero es representado con frecuencia en los tejados de la ciudad.
En cuanto a la pregunta de Santiago, te refieres a Santiago de Compostela? Si es así, fue en agosto del 2009 cuando le dediqué el post. Por si quieres verlo este es el link.
http://lavidaenpeso.blogspot.com/2009/08/hasta-santiago-pie.html

misuangelo dijo...

Sí, creo que es por las figuras negras que decoran el salón principal. Esta casa era en principio un centro de negocio. El sótano se utilizaba como almacén para guardar temporalmente la mercancía que se transportaría a otros lugares. La casa devino célebre por la riqueza y lujo de sus propietarios. Allí se hicieron fiestas y eventos importantes. A grosso modo esta es la historia, pero supongo que haya detalles muchos más interesantes. La actual casa es una réplica de la que hubo anteriormente, que fue destruida cuando la guerra.

Jorge dijo...

A mí, tanto Riga como Estonia me encantaron. Sus respectivas gamla stan son preciosas y fueron ayudados por los polacos que tienen mucha experiencia en eso. Solo me falta Vilnius. Esos tres países han salido rápido de la decadencia en la que los dejaron los soviéticos gracias a los miles de emigrantes que regresaron, no pidieron sus antiguas propiedades y contruyeron tremendos condominios, pero de eso no se habla. Has pasado un verano esplendoroso.

Misuangelo dijo...

Hace unos diez años estuve en Tallin, me falta Vilnius. Son ciudades preciosas, para disfrutarlas, pero de todas, San Petersburgo es la más pomposa, a ella desearía volver porque me quedé a medias. No pude alcanzar a ver todo lo que había deseado, una semana es muy poco tiempo para tanta ciudad.

Jorge dijo...

Imagínate Migue, has comparado La Habana con Guanabacoa. Petere era la capital de un imperio y esas bellas y pequeñas ciudades eran pueblecitos comparados con ella.

misuangelo dijo...

Jajajaja, pues sí, tienes razón, amigo, no lo había pensado. Sabes, es que debí haber hecho el viaje al revés y terminar en Petere (como tú le llamas). Riga, y Åbo (la ciudad que visité después de Riga y a la que le dedicaré un próximo blog) no me resultaron tan atractivas después de haberme deslumbrado con el Ermitage, Peterhof, San Isaac, la iglesia de la Resurrección, etc.
Es como ver "El lago de los cisnes" por el Bolshoi y luego ver el mismo ballet por un grupo de aficionados de una Casa de Cultura. Por bien que lo hagan estos últimos, la referencia y el recuerdo no tienen no tiene piedad.

Jorge dijo...

Te cuento el porque le digo "Petere". Cuando yo estudié 6 años en esa ciudad, era Leningrado, pero todos los rusos, por muy consomoles que fueran le decían cariñosamente "Petere" en recuerdo de San Petersbugo y de Petrogrado después hasta que la rebautizaron como Leningrado y ellos se cagaban en la noticia y los de la ciudad mucho menos, ellos si estaban orgullosos de ser de Petere. Allí conocí gentes de generaciones enteras oriundos de allí, que tenían grandes apartamentos y lo compartian con gentes de todas clases que se los habían metidol en la casa y las convirtieron en solares, en la acepción cubana de un solar, un baño y cocina colectivos. Es del carajo que tu tengas tu casa y te la expropien y conviertan en eso.

misuangelo. dijo...

Lo que me cuenta debió ser terrible para los dueños. Ciertamente el socialismo en su afán por llevar la igualdad a todos los niveles cometió tantos errores -y desmanes- que fueron esas cosas los que lo autodestruyeron.

Pelusa dijo...

Preciosa ciudad! Y que historia tan llevadaytraida la que cuentas.
Gracias por traerla para nosotros.
Besos!
"los que aun no saben que pueden decidir su futuro"- me dejaste sin palabras.

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel