martes, 26 de octubre de 2010

Las fuentes de Peterhof

Recuerdo de verano No. 8
Visitar San Petersburgo sin andar por sus alrededores… es como no llegar a ninguna parte. Así que entre tantas opciones escogimos los jardines de Peterhof, la villa de descanso de Pedro I, que reúne al mayor conjunto de fuentes que pueda presumir un parque. Más calmado, después de mi experiencia en el Ermitage, pasear por Peterhof fue un verdadero placer, una calma infinita envolvió mi espíritu. Sus fuentes de agua susurraban paz y las esculturas de oro y bronce –al competir en brillantez con el astro rey– destacaban en el paisaje como las perlas en el mar.

4 comentarios:

Mirta dijo...

Diooooooooossssssssssssss! por qué nos haces estooooo!!!
que bellas imágenes!

Lauro dijo...

Precioso sitio y preciosas fotos. Gracias.

Misuangelo dijo...

Ese lugar es una maravilla, allí el estrés esdos esuno... hasta que desaparece.

Pelusa dijo...

Que encanto de lugar! Las fuentes imprimen en su entorno una sensacion muy particular y nada desdeñable. Nada mas triste que una fuente sin agua, como las del parque central de LH.
Besos!