sábado, 6 de junio de 2009

Leather Pride in Cologne

Mr. Fetisch 2009 junto al Mr. del año anterior.
El hotel Ahl Meerkatzen, construcción del siglo XVIII perdió su espadaña probablemente durante los bombardeos de las potencias aliadas; restaurado y convertido en hotel, fue la cede oficial del evento y sus habitaciones, el descanso. Con un clima de primavera y vestidos con cueros de todo tipo, los asistentes al Pride nos distinguimos del resto de los turistas de la ciudad por nuestra indumentaria. Convertidos en centro de atención, hasta nos tomaban fotos. Nosotros, los turistas turistiados.


Hotel Ahl Meerkatzen.

Como para llamar la atención.Lo más atractivo a mis ojos fueron Der Orden der Perpetuellen Indulgenz quienes con sus atuendos alegraron y colorearon las fiestas. Esta orden herética, excomulgada por el Papa, desempeña una función militante de prevención de enfermedades de transmisión sexual estimulando el uso del condón durante las prácticas sexuales.


Los escuderos de la Orden de la Perpetua Indulgencia y su Madre, La Superiora.A finales de la década del 70, tres jóvenes de San Francisco montaron el musical The Sound of Music y para ello pidieron prestado a las monjas de un convento los hábitos que utilizarían para la representación. Los vestidos se olvidaron en un arcón y al cabo de los años, al recordar su existencia, decidieron vestirse como monjas para salir a la calle a repartir condones. La idea tuvo un efecto positivo en la población gay y a partir de ese momento aquellos jóvenes decidieron fundar La Orden de la Perpetua Indulgencia. La orden ha llegado a Europa y a países sudamericanos como Uruguay y Argentina. Son irreverentes y parodian la idea del claustro. Se llaman hermanas y viven bajo la dirección de una Madre Superiora. La hermana Sine Nomine fue quien me contó estas cosas mientras compartíamos en el cóctel de bienvenida en el lobby del hotel. La orden de Colonia la integran monjas y escuderos que se visten y maquillan de acuerdo a las circunstancias. El color blanco del rostro recuerda a la muerte. Los tres votos fundamentales de la orden son la prevención de las ETS, el recuerdo de los fallecidos de sida y la caridad para ayudar a enfermos y necesitados. Otros votos que consignan son la dignidad gay, el rechazo de la vergüenza, la paz entre las comunidades y la alegría universal. Para conseguir sus propósitos deambulan por las calles y se cuelan en bares, restaurantes, áreas de ligue, participan en marchas de orgullo gay y en cualquier evento donde se encuentren los homo-bi-transexuales. Su presencia llama siempre la atención, regalan caramelos y condones y nos recuerdan que la diversión con sentido común, se disfruta mejor.


Con Sor Sine Nomine durante el Cóctel.

La Madre Superiora con Mr. Bear y Mr Germany.Los acontecimientos más importantes del Pride fueron la Full Fetisch Cologne en Essigfabrik donde los hombres de cuero pudieron exhibir sus tatuajes, sus piercing, sus botas, sus prendas fetichistas, los jock straps, sus chaps y arneses. Los más desinhibidos se presentaron desnudos. ¡Qué atrevidos!
The leather dinner tuvo lugar el sábado en la tarde e incluyó como entrada finas lascas de salmón con una fritada de papas dulces. El plato principal incluía una variedad de embutidos donde se destacaban las salchichas blancas cocidas hechas de carne de ternera, manteca de cerdo y especias; para acompañar las salchichas, puré de papa y ensalada de col a la vinagreta. Como postre, pai de manzana, amargo. La bebida hubo que pagarla aparte. Contrariado, pues no esperaba que en una cena que costaba 22.50 euros más la bebida, casi 30 euros, me fueran a servir perros calientes y puré de papa, le comenté al vikingo que en la cafetería de la plaza vendían el mismo menú por 6 euros. Eres más tacaño que Mr. Bean, me reprochó el bigotudo.


Leather Dinner con salchichas.Bull Party o Fiesta de los Toros se llamó la actividad oficial del evento en Alter Wartesaal (Viejo Salón de Espera) convertido en restaurante y discoteca en los predios de la Estación Central. Aquí tuve la oportunidad de apreciar los especimenes de las naciones presentes: los toros alemanes, por supuesto, y los británicos y los toros franceses y los belgas, los toros holandeses, los toros italianos, los toros españoles, hasta los australianos y norteamericanos y algún que otro asiático. Músculos, muchos músculos, demasiados músculos como para echar en cara la imperfección de los normales. A pesar de la población muscular de la discoteca –yo no sabía dónde detener la vista– soy de la opinión que tanto los fisiculturistas como cualquier modelo (hombre o mujer) no son más que excepciones. Pero ya que tuve la oportunidad de estar presente en esta exhibición de cuerpos descamisados mi curiosidad me llevó a entrar en el dark room donde algunos de ellos iban a torearse. Las colas de aquellos toros debían corresponder a las proporciones de sus trapecios-deltoideos-bíceps-tríceps-pectorales-dorsales. Sin anunciárselo a nadie entré en el cuarto oscuro. Entré y volví a salir, decepcionado. ¡Que carencia de africanidad! ¿Dónde estaban los brasileros y caribeños? Yo era uno de ellos pero es sabido que uno en el montón no define la regla. La viagra endurece, pero no la hace crecer.



Olé, los Toros.

 Pausa junto al Rin.La festividad más trascendente tuvo lugar el domingo en la tarde. La selección de Mr. Fetisch 2009 durante la fiesta a bordo de una embarcación que nos paseó varios kilómetros sobre las aguas del Rin. Emocionante, divertido, memorable. Como las imágenes se expresan mejor que las palabras, les dejo con el reportaje fotográfico, cortesía de Anders Andersson.


Esperando a Godot, digo, el bote.

Rumbo al bote.

El botecito con la bandera del Arcoiris.

En la terraza del bote.

Comienza el espectáculo.

La animadora y cantante.
Ala, a divertirse con el show de las locas.


Los Mr. Leather de diferentes regiones de Alemania.

Show de uno de los candidatos a Mr. Fetisch 2009.

Show del candidato vencedor a Mr. Fetisch 2009.

Mr. Fetisch 2009

 Al final del espectáculo, las fotos.

Foto para el recuerdo.

Viking, retrátanos así.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

saludos, cómo has estado? disculpa que me pierda, estuve en pruebas todas estas semanas atrás y apenas podia descansar un rato. Ya terminé y el 15 de julio me voy a cuba...
Reinier

Misuangelo dijo...

Como ves, la estoy pasando requetebién. Te deseo un buen viaje.

Anónimo dijo...

¡ Es lo mas divertido que he leído en meses !
Te felicito por la crónica.
Luis Carlos.