lunes, 22 de agosto de 2011

Copenhaguen Gay Pride



La tierra es el Paraíso donde hombres y mujeres con independencia de sexo, razas, culturas y religiones, hemos nacido, sufrido y amado; aquí adquirimos conocimiento, crecemos y trabajamos para satisfacer necesidades y sueños; también nos enfrascamos en el cumplimiento de metas que servirán de provecho para las nuevas generaciones. La tierra nos pertenece por igual; en ella podemos vivir en coexistencia pacífica porque hay lugar para todos.
Una manera de demostrar tal razonamiento fue la jornada del Gay Pride 2011 que transformó nuevamente el centro histórico de Copenhague en una eclosión de música, alegría y color. El sol, pocas veces visto en este verano, brilló con esplendor el sábado 20 de agosto para la clausura del evento. Los barrios vecinos se llenaron de curiosos y activistas, gente de todas partes llegaron para disfrutar de las fiestas. Algunas calles se cerraron para el tráfico y allí los disc-jockeys hicieron sonar sus equipos. La música retumbó en las fachadas de los edificios y las calles se convirtieron en discotecas al aire libre. Un gran desfile multicolor y un magnífico espectáculo de varias horas de duración en la Rådhusplatsen (Plaza del Ayuntamiento) dieron culminación a una semana de actividades culturales, sociales y políticas. El Pride de Copenhague es sin dudas el acontecimiento más esperado del año para todos aquellos que abogan por el respeto a la diversidad y la libertad de género.


3 comentarios:

Onasis dijo...

bonita articulo sobre este hermoso dia en que brillo el Sol en københavn..
que no se apague ese brillo....
gracias Miguelito. O.

Silvita dijo...

Ay, qué lindo! Recuerdo el Gay Pride cuando me sacaste a pasear! Los daneses son ejemplo para el mundo, en lo que al Pride se refiere.

Lauro dijo...

Que divertida, Besos.