lunes, 13 de septiembre de 2010

Parece, pero...

No es una pista de aterrizaje para ovnis ni una nave espacial. Es un edificio claro está, pero de qué. ¿Para estacionar vehículos? ¿Un Centro Comercial? ¿Estará relacionado con el arte y la cultura? De ni ningún modo. Las esculturas de la entrada podrían dar una pista con sus formas bacterianas. Pues mira que sí, es un edificio para acoger enfermos: Clínica de Infección y Sala de Urgencias en el centro hospitalario de Malmö, en Suecia.
Fue una firma de arquitectura danesa quien ganó con su proyecto el concurso propuesto para tan preciado hospital. Aquí lo tenemos en forma de torre, como faro en la noche para que nadie pueda perderse, con planta y patio circular, pisos de diferentes niveles, amplios balcones y buena ventilación, ascensores para uso exclusivo de los pacientes y otros para el personal médico y de servicio, salas de aislamiento y otras dependencias que minimizan los riesgos de transmisión de enfermedades infecciosas.
La construcción tardó cuatro años y la inauguración ocurrió hace apenas una semana.
El arquitecto fue C. F. Møller Architects en trabajo conjunto con SAMARK Arkitektur & Design
La construcción la llevó a cabo Region Skåne.




5 comentarios:

Silvita dijo...

Migue, tengo un dilema ;) De noche me gusta, de día no. Lindo post!
besitos!

Silvita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Misuangelo dijo...

Pues... no sé cómo resolver ese dilema, Silvita. Tendrás que visitarlo sólo de noche ;-)

Pelusa dijo...

Pues yo lo veo... ¿bonito? No se. Original si!
Supongo que a un enfermo le guste ingresar en un lugar tan colorido, eso lo sacaria un poco de su sintomatologia y le levantaria el animo.
En Tsukuba, la ciudad en la que viviamos en Japon, habia una clinica para la mujer que tenia tambien muchos colores por fuera, aunque el edificio era de lo mas normalito. Se llamaba Clinica Arcoiris y en toda la fachada se veia una degradacion de colores muy bonita. Cuando necesite de estos servicios, ¿adivinas cual clinica escogi? Los colores me dieron confianza.
Besos!

misuangelo dijo...

Cuando lo estaban construyendo, como lo vi circular, pensé que se trataba de un parqueo de varios niveles. A mí gusta como quedó, me he dado un paseo un par de veces por allí para disfrutar sus espacios y sus ambientes. No me recuerda para nada a un centro epidemiológico. Como dice Pelusa los colores son importantes y necesarios. En este país la mayoría de las construcciones son grises o priman los tonos oscuros. Hacen falta edificios alegres como este, con humor, más tratándose de un centro donde llegan personas afligidas y enfermas.