lunes, 29 de noviembre de 2010

La Gota Fría

Recuerdo del verano No. 15
Como no todo son parabienes, el verano trajo lluvia y literalmente llovió dentro de mi casa. Una mañana desperté al ritmo de percusión. ¡Esto qué cosa es! ¿De dónde viene la música? La causa: un salidero en la cocina del vecino de los altos. ¡Qué cosa más grande! ¡VECINOOOO! Yo pensaba al salir de Cuba que estos problemas estaban superados. ¡Oye, que me estoy mojando, chico! Yo te digo a ti… dame acá el teléfono.
Sin escándalo, pero con responsabilidad, la lluvia no llegó a tormenta.
Todo se arregló, por suerte, pero hubo que correr muebles, llamar al fontanero y a los obreros para que repellaran y pintaran otra vez el techo. ¡Qué verano, carajo!

video

2 comentarios:

Silvita dijo...

No te quejes que te pusieron música gratis y una cascada... romántico papi! Estilo hotel cinco estrellas para enamorados:D
Además te pintaron y arreglaron la cocina que quedó superlinda.
Dice mi compañera de trabajo que la gotera tenía ritmo, se ve que es la casa de un cubano!
Besitos.

Misuangelo dijo...

Sí, quedó bonita la "kitchen", de eso no me quejo sino del imprevisto y la cortina de agua.