martes, 11 de agosto de 2009

Poniente o Levante, Benidorm


A 50 kilómetros al norte de la ciudad de Alicante se encuentra el balneario de Benidorm, ciudad que cada año recibe a centenas de miles de turistas que llegan para solearse, deleitarse con sus playas y gozar, en definitiva, del clima mediterráneo.
Ya que estaba de visita en Alicante, no pude resistir la cercanía del balneario. Hablé con mi sobrino y su esposa para que disfrutáramos un fin de semana como Dios manda. No me costó ningún trabajo convencerlos. Jorge, mi sobrino, aunque recién operado de várices fue el primero que se puso el traje de baño. Ángela, su esposa, no se hizo rogar. Pues hacia Benidorm.
La cordillera de montañas que rodea la ciudad propicia un microclima que la protege de los vientos de Levante y del frío del Norte. El mar es agradable y sereno todo el año. Con más de 70 mil habitantes el balneario consta de tres playas, Poniente, Mal Pas y Levante, acreditadas con la bandera azul, máxima distinción que otorga la Unión Europea. Aquí es donde veranean buena parte de los famosos que aparecen en las revistas del corazón. Así que con doble intención caminé arriba y abajo de poniente a levante por si conseguía algún autógrafo o alcanzaba a lograr una instantánea a lo paparachi para incluirla en esta crónica. No me tropecé con ningún famoso. Tal vez no reparé en ninguno.
Da igual, estuve en Benidorm y las noches en este lugar son muy movidas. Los ambiente son animados, variados y divertidos. Las discotecas de Levante y los bares del centro histórico son la principal atracción. En el club Penélope Cruz pasamos buena parte de la noche. A la célebre artista sólo pude verla en fotos. En cambio, fue allí, o en otra discoteca, donde me encontré con parte de la banda de los New Boys, los músicos cubanos que poco a poco van subiendo la parada con sus temas y sus coreografías. Estaban allí como yo, vacilando, pues el vocalista se había fracturado un antebrazo tratando de hacer no sé qué cosa con la mano... ¿derecha o izquierda? Nos saludamos a lo cubano, con mucho teatro –que para eso somos artistas–, aunque mi amistad se limita a ser un fan de sus conciertos. Hallarlos allí, la verdad, sube la presión a cualquiera. ¡Salud, New Boys!
Sol y mar por el día, copas y baile por las noches. Benidorm no se describe, se disfruta.



video

No hay comentarios: