lunes, 20 de diciembre de 2010

Fiesta de los Extravagantes

En la tertulia de Misuangelo
Aunque ser extravagante no significa necesariamente llevar un disfraz, ocultarse tras una máscara, sí es imprescindible llamar la atención, romper con moldes establecidos y rutinas.


En la fiesta cada cual interpretó el término a su manera, creó su estilo y trató, en lo posible, de autenticar su ego para no parecerse a nadie.

Silvita ganó el Premio al vestuario más popular de la fiesta. ¡Una caja de bombones para ella sola! Pero como diablilla buena, los compartió. ¡Felicidades, Silvita!

Cada quien fue feliz a su aire. De que la pasamos bien, qué duda queda.


Fotos: Silvita y Misuangelo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Wao! Det var en magik fest!

Silvita dijo...

Sí, fue una fiesta mágica! Gocé más tirando fotos que comiendo bombones, que ya es mucho decir! :D