viernes, 10 de diciembre de 2010

La melancolía sueca

Det svenska tungsinnet (bronce, 1992) [La melancolía sueca] es una escultura de Marie-Louise Ekman. El modelo fue Gösta Ekman, padre de la escultora y actor de prestigio en Suecia. De estatura normal, como alguien más en el paisaje, este hombre mantiene sus manos en los bolsillos y mira en lontananza. Llora. Al acercarme pude ver cómo brotaban las lágrimas de sus ojos, corrían por sus mejillas y desaparecían en su cuello.
Uno de los logros de la obra es la circulación del agua de lluvia almacenada en un reservorio. El agua también puede transformarse en lágrimas.
Ubicación actual: Altonaparken, cerca de Hansacompagniet, en Malmö. Fue exhibida por primera vez en 1992 en el pabellón sueco de la Expo Mundial de Sevilla, España. Parte de la historia refiere la dificultad para su posterior emplazamiento. Los vecinos de Limhamn protestaron a partir de un filme realizado en 2004 sobre dicha escultura titulado “Yo he llorado mucho en Limhamn”.

7 comentarios:

Silvita dijo...

Pues yo no he visto nunca un sueco llorar así! Tampoco a una escultura. Sin embargo, reconozco esa expresión del rostro, es la tristeza universal.
Entiendo a los vecinos de Limhamn y su protesta. En cuba, después de admirar el ingenio y talento de la escultora, mis vecinos hubieran dicho que pallá pallá, que la muden para otro municipio, esa lloradera constante puede traer Osobbo pal barrio ;)

Lauro dijo...

Qué triste... besos

Misuangelo dijo...

Jajaja, Silvita. Fíjate que no lo había pensado. Particularmente a mí me gusta la escultura porque no es obstentosa, por el contrario, es difícil de encontrarla si hay personas en el parque pues tiende a confundirse entre los paseantes. Este tipo de escultura ambiental que intercatúa con los vecinos ya va siendo familiar. He visto varias. Tenemos la de John Lennon en la Habana, la de Valle Inclán en Santiago de Compostela y otras que no recuerdo los personajes históricos. Así que no te gusta la lloradera, eh! :-) Recuerda que los nórdicos se toman la vida más en serio. Lo que para nosotros es un carnaval, para ello es la sublimación de sentimientos profundos.

Silvita dijo...

Tienes una de vecina: la pescadera del parquecito entre Mölan y Södervärn.

Y dónde me dejas al Caballero de Paris?

http://www.panoramio.com/photo/22717836

A mí también me gustan este tipo de esculturas :)

Anónimo dijo...

Gracias, buen trabajo! Este fue el material que tenía que tener.

Anónimo dijo...

Como novato, siempre estoy buscando en línea para los artículos que me puede ayudar. Gracias Wow! ¡Gracias! Siempre quise escribir en mi sitio algo así. ¿Puedo tomar parte de tu post en mi blog?

misuangelo dijo...

Anónimo: Me alegro que te guste. Puedes tomar parte del mismo e incluirlo en tu blog siempre que des a conocer la fuente de referencia. Vale también para las fotografías.